Continuamos con este peculiar asunto. De acuerdo con la primera parte de esta publicación, ninguna de las opciones planteadas para la traducción de “selectividad” es válida; no porque sean traducciones de mala calidad, sino porque van en detrimento de la finalidad que se persigue: que el receptor del texto meta lo reconozca como válido en el marco académico de destino.

Sin embargo, si todas las opciones de traducción ejercen la misma función que el término en español, ¿por qué no son válidas? ¡Buena pregunta!

Como es bien sabido, en España se llevan a cabo las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) a nivel nacional. Tras superarlas, a los estudiantes se les expide un certificado con sus calificaciones, y es válido en todas las universidades del país.

Sin embargo, como diferencia fundamental, el sistema académico británico o estadounidense, no es tan rígido como el español. Todos los estudiantes españoles tienen las mismas asignaturas troncales, y pueden escoger dos o más asignaturas opcionales o ponderativas, según los estudios universitarios que quieran realizar. Ello viene determinado por la rama de bachillerato que hayan elegido (científico-tecnológico, humanístico, artístico, etc.). Sin embargo, no sucede lo mismo en los países anglófonos. En el caso de EE. UU., en las pruebas ACT (American College Testing) se evalúa a los estudiantes según las siguientes cuatro áreas académicas: literatura inglesa, matemáticas, comprensión lectora, ciencias y comprensión escrita[1]. Por otra parte, en las pruebas SAT, es el alumno quien decide de qué asignaturas desea examinarse; éstas se amalgaman en cuatro bloques: matemáticas, ciencias (biología, química y física), literatura inglesa, historia (nacional e internacional) e idiomas (comprensión lectora, auditiva, escrita y oral)[2].

Volvemos entonces a la eterna pregunta, ¿cómo traduciremos “selectividad”? Una cosa está clara: no se puede traducir por SAT- o ACT-Test ni selectivity. Entonces, ¿Spanish SAT-Test podría ser una buena opción de traducción? Si te fijas, no se trata de realizar una buena traducción, sino que sea válida en el marco jurídico y académico del país de destino.

En primer lugar, selectivity, si bien existe, en inglés significa lo mismo que en español en tanto que «función de seleccionar o elegir». En segundo lugar, si lo tradujeras por Spanish SAT-Test, es posible que el funcionario que reciba el documento traducido rechace su validez, precisamente porque el contenido del mismo no concuerda con el concepto en inglés…

¿La solución? Encomendar la tarea a un traductor jurado experto, que proporcionará la solución más apropiada según las características de cada documento.

¡Ponte en contacto con nosotros si necesitas la traducción jurada de tus documentos académicos y estaremos encantados de atenderte!

 

 

[1] https://www.act.org/content/act/en/products-and-services/the-act/test-preparation.html

[2] https://collegereadiness.collegeboard.org/sat-subject-tests/subjects