Una palabra en un idioma puede tener varias traducciones en otro, con diferentes matices y usos dependiendo de la situación y contexto.

Esto puede ocurrir a medida que vaya surgiendo la necesidad de atribuir más definiciones a una misma idea o concepto. Probablemente ciertas circunstancias específicas de un país o un entorno requieran más palabras descriptivas. Y, muy probablemente, sea la propia historia la que va moldeando estas nuevas definiciones.

Inglaterra es muy conocido por ser un país donde llueve mucho y la gente suele hablar bastante del tiempo. Así que no es de extrañar que haya innumerables términos para describir la lluvia. Si es muy ligera, casi imperceptible, se diría que it´s spitting o it’s drizzling. Si es una lluvia fuerte, podrías escuchar a alguien decir que it’s pouring o it’s tipping it down, como describiendo la imagen de alguien sentado en las nubes vertiendo cubos de agua hacia abajo. A los ingleses les gustan las expresiones idiomáticas y coloridas, así que también se escucharía decir que it’s raining cats and dogs (literalmente: “está lloviendo gatos y perros”; en español, “caen chuzos de punta”). O it’s getting biblical out there (literalmente: “afuera la cosa se está poniendo bíblica”; en español, “la que está cayendo”).

El caso práctico

Pasando ahora al caso terminológico que nos concierne, vemos que esta equivalencia se puede aplicar también en el campo legal. Veamos el ejemplo del concepto de “robar”.

En español, en general se emplean dos términos: hurtar y robar. El delito de hurto consiste en tomar con ánimo de lucro cosas muebles ajenas contra la voluntad de su dueño, sin intimidación ni fuerza. En cambio, el robo es el delito que se comete al apoderarse uno de cosas muebles ajenas con ánimo de lucro, empleando violencia o intimidación sobre las personas o fuerza en las cosas.

En inglés hay dos verbos que se podría decir que son equivalentes. Es interesante percibir los diferentes matices y el significado añadido, sobre todo en los sustantivos derivados:

  • To steal: es hacerse con la propiedad de otro, con la intención de quedársela y usarla injustamente, sin el consentimiento del dueño, de manera oculta o mediante engaño (podría usarse como equivalente de hurtar).
  • To rob: tomar algo con fuerza, mediante amenaza o violencia (equivalente de robar).
¿Qué ocurre con los sustantivos?

El sustantivo theft es el termino genérico para hacer referencia a todos los delitos donde la persona, intencionada y fraudulentamente, toma la propiedad personal de otra sin su permiso o consentimiento con la intención de usarla.

Robbery se refiere al acto de hacerse con la propiedad personal de otro con intimidación, amenaza y fuerza.

Por si fuera poco, un tipo de robo más específico es burglary, que es el delito de forzar la entrada a una propiedad o estructura con la intención de cometer un delito. Originalmente, bajo el English Common Law, burglary implicaba únicamente entrar en un domicilio por la noche, pero se ha extendido a todos los allanamientos en general en cualquier tipo de estructura, incluso un vehículo.

Shoplifting es un término específico para el hurto en tiendas o negocios. Se refiere a la acción de llevarse o esconder mercancías tanto dentro del local como fuera, con la intención de apoderarse de ellas sin pagar.

Finalmente, para terminar con el listado de términos, está embezzlement, es decir, malversación o el delito de tomar en secreto el dinero que está a cargo de uno o que pertenece a una entidad o empresa para la que se trabaja.

Por lo tanto, se entiende que robbery, burglary, shoplifting y embezzlement son todos tipos de theft.

Ahora bien, ¿se podrían traducir todos por “robar”? ¿Sabéis cuál serían las traducciones más apropiadas en español?

Imagen de cabecera de Bill Oxford para Unsplash